Skip Ribbon Commands
Skip to main content
Global Institute of Internal AuditorsBreadcrumb SeparatorKnowledge and ResearchBreadcrumb SeparatorChambers Blog (Spanish)Breadcrumb SeparatorAuditoría Interna también debe monitorear la ética en la oficina del Director General

​Auditoría Interna también debe monitorear la ética en la oficina del Director General

En una revisión reciente del Estudio de éxito anual de Estrategia y CEO (Director General) de PwC, me sorprendió una estadística reveladora. En 2018, más CEOs perdieron sus empleos debido a fallas éticas, que por un mal desempeño financiero o batallas con sus juntas directivas. Esto nunca había sucedido antes en los 19 años de historia del estudio.

Francamente, los resultados del estudio PwC me parecieron muy preocupantes. Después de todo, me he hecho eco de la opinión del IIA durante años, de que la auditoría interna debe informar administrativamente a los CEO. Si estos mismos CEOs están siendo despedidos por mala conducta ética en números récord, ¿qué significa eso para las perspectivas de auditoría interna para poder llevar a cabo su importante trabajo sin interferencias?

Sin embargo, después de reflexionar un poco, me hice algunas preguntas inquisitivas sobre los resultados del estudio PwC. ¿Fueron los CEOs menos éticos en 2018? ¿Hay una epidemia de mal comportamiento en la oficina de la esquina? El crecimiento en los despidos relacionados con la ética probablemente se deba en parte al movimiento “#MeToo”, que llevó el escrutinio a la mala conducta ejecutiva. Además, los miembros de la junta sienten presión para proporcionar una supervisión adecuada a medida que los inversores y los reguladores presionan por una mayor responsabilidad. Si mis teorías son correctas, ¿qué deberían sacar los auditores internos de estos desarrollos?

El comportamiento ético de los propios auditores internos debe ser un hecho. He caracterizado la ética como "apuestas de mesa" para cualquiera que desee practicar nuestra noble profesión. De hecho, identifico la resistencia ética como el rasgo número 1 deseado para los líderes de auditoría interna en mi segundo libro, Asesores de confianza: Atributos clave de Auditores Internos Sobresalientes.

Los auditores internos sobresalientes hacen más que sólo comprometerse con la ética; modelan la conducta ética en todo lo que hacen al ser resistentes, incluso cuando la posición ética puede no ser una postura popular.

Sin embargo, mi enfoque aquí no es solo sobre los auditores internos que modelan el comportamiento ético, sino también el papel de la auditoría interna en el monitoreo del comportamiento ético en la organización, incluso en la oficina de la esquina. Los auditores internos están bien posicionados para comprender y monitorear la ética y tienen la obligación de hablar sobre el comportamiento no ético sin importar dónde ocurra dentro de la jerarquía de la organización.

Algunos de los mayores triunfos de la profesión incluyen la intervención de auditores internos, incluida Cynthia Cooper en WorldCom. Personalmente, conozco a muchos otros auditores internos rectos que han actuado con el mismo valor. Para ser claros, esto es más que un simple ejercicio de auditoría "Te Pillé". Esto es más que auditores internos que hacen sonar un silbato cuando los líderes ejecutivos emiten una "luz roja ética". El liderazgo ético es fundamental para el buen gobierno que modela los mismos valores centrales que hacen que la auditoría interna sea excelente: Responsabilidad, transparencia y honestidad.

Los auditores internos deben aprovechar el entorno emergente de mayor responsabilidad para promover un comportamiento ético en todas sus organizaciones. Esto significa estar dispuesto a hablar ante los primeros signos de problemas. De asesores de confianza:

Los auditores internos más efectivos son aquellos con la fortaleza suficiente para hacer sonar el silbato antes de que surjan problemas. Ven problemas alarmantes en la etapa de formación, plantean una preocupación y toman una posición para asegurar que las cosas se hagan bien.

También enfatizo en el libro que la auditoría interna debe hacer el trabajo duro de construir relaciones y credibilidad dentro de la organización para ser vistos como asesores de confianza. Un claro beneficio para lograr el estado de asesor de confianza es que nuestras advertencias sobre irregularidades pendientes o calamidades se tomen en serio. Sin la confianza como base para el compromiso, las conversaciones sobre conductas poco éticas pueden volverse incómodas o polarizadas.

Pero el potencial de conflicto nunca debe disuadir a los auditores internos de levantar una bandera roja cuando se sospecha un comportamiento poco ético. Las palabras de Maggie Kuhn, fundadora del grupo de derechos de las personas mayores The Gray Panthers, articulan claramente la fortaleza necesaria para ser la voz del comportamiento ético:

Deja la seguridad atrás. Pon tu cuerpo en la línea. Párate ante las personas que temes y di lo que piensas, incluso si tu voz tiembla.

Como siempre, espero sus comentarios.

Declaración:
Richard F. Chambers, Presidente y Director General del Instituto Global de Auditores Internos, escribe un blog semanal para InternalAuditor.org sobre temas y tendencias relevantes para la profesión de Auditoría Interna.