Skip Ribbon Commands
Skip to main content
Global Institute of Internal AuditorsBreadcrumb SeparatorKnowledge and ResearchBreadcrumb SeparatorChambers Blog (Spanish)Breadcrumb SeparatorInforme sobre el fraude ratifica el valor de la auditoría interna en momentos críticos

​Informe sobre el fraude ratifica el valor de la auditoría interna en momentos críticos

Cada año, la Asociación de Examinadores de Fraude Certificados (ACFE, por sus siglas en inglés) publica el "Informe a las Naciones", que muestra los resultados de su Encuesta Global de Fraudes anual. Los hallazgos reflejan el importante papel que desempeña la auditoría interna y el valor que agrega en la detección y disuasión del fraude. De hecho, la auditoría interna consistentemente se clasifica segundo, sólo por detrás de las denuncias anónimas, como forma más eficaz de descubrir irregularidades.

El informe de este año no es diferente, excepto en una forma muy importante: su mensaje sobre el valor de la auditoría interna es necesario ahora más que nunca.

Además de sus implicaciones profundamente serias para la salud, COVID-19 es parte de todas y cada una de las discusiones sobre negocios y sociedad. Desde su impacto dramático en los motores económicos globales y su desarrollo de una revolución de teletrabajo, hasta la creciente ansiedad provocada por el aislamiento del distanciamiento social, la pandemia domina cada hora del día.

Y lo mismo ocurre con el fraude laboral. La pandemia está creando condiciones donde el fraude ocupacional puede prosperar. Cualquier persona con la más mínima comprensión del fraude está familiarizada con el concepto del triángulo del fraude, el cual identifica la presión, la oportunidad y la racionalización como los ingredientes clave. La pandemia está alimentando la primera - la presión - en miles de formas, y su impacto en las economías amenaza el bienestar financiero de millones de organizaciones y miles de millones de trabajadores en todo el mundo.

La segunda, la oportunidad, podría expandirse fácilmente a medida que las organizaciones se esfuerzan por reducir costos, incluso a expensas de controles efectivos. El presidente y CEO de la ACFE, Bruce Dorris describe perfectamente los peligros detrás de este pensamiento errado en el comunicado de prensa que anunció el informe, La pandemia del coronavirus es una tormenta perfecta para el fraude.

“Las empresas que buscan reducir costos a menudo se enfocan en departamentos que no generan ingresos, como el de cumplimiento y la auditoría interna. Esto es un error. Los recortes a los departamentos o iniciativas que están integradas a un extenso programa anti fraude sólo sirven para dejar a las organizaciones más vulnerables ante la creciente probabilidad de fraude. A medida que las organizaciones hacen recortes en el intento de operar con una estructura de personal más ligera, pueden encontrarse atrapados en una tormenta perfecta para el fraude: Las presiones que motivan el fraude de los empleados son altas, al mismo tiempo que las defensas destinadas a proteger contra el fraude han sido debilitadas”.

La ACFE no está sola en el reconocimiento de la creciente amenaza de fraude y corrupción creada por la pandemia. El Consejo del Grupo de Estados contra la Corrupción en Europa (GRECO, por sus siglas en inglés) ha emitido una advertencia similar.

En un informe publicado el 15 de abril, el Presidente del GRECO, Marin Mrčela advirtió:

"A medida que los países se enfrentan a innegables emergencias, la concentración de poderes, la derogación de los derechos y libertades fundamentales, y a medida que se infunden grandes cantidades de dinero en la economía para aliviar la crisis (ahora y en el futuro cercano), los riesgos de corrupción no deben subestimarse. Por lo tanto, es muy importante que la lucha contra la corrupción se agilice en los procesos relacionados con la pandemia del COVID-19”.

El informe a las Naciones de ACFE ofrece una amplia evidencia del papel crítico de la auditoría interna en la lucha contra el fraude laboral y la corrupción. Su evaluación de más de 2.500 casos de fraude en 125 países que ocurrieron en 2019 nos dice lo siguiente sobre la auditoría interna:

  • La auditoría interna descubrió el fraude en el 15% de los casos examinados.
  • Auditoría interna (74%) fue el tercer control más común entre los encuestados, detrás de la auditoría externa (83%) y los códigos de conducta (81%).
  • Cuando hay un área de auditoría interna en la organización, las pérdidas promedio por fraude ocupacional se redujeron a la mitad (USD$ 100.000 frente a USD$ 200.000).
  • Cuando hay un área de auditoría interna en la organización, la duración de los fraudes se redujo a la mitad (12 meses vs 24 meses)

El informe también proporciona datos importantes que los auditores internos pueden extraer para ayudarlos a detectar y disuadir el fraude. Esto incluye datos sobre los métodos comunes de fraude, detalles sobre ocurrencia de fraude por tipo de organización, pérdida promedio por incidente y por industria, perfil demográfico de los defraudadores, señales de alerta comunes para ayudar a identificar irregularidades y mucho más.

Insto a todos los profesionales a descargar una copia del informe. No sólo proporciona información valiosa para ayudar a la auditoría interna a olfatear el fraude, sino que también proporciona una amplia evidencia del valor de la auditoría interna para las partes interesadas (stakeholders).

La pandemia de COVID-19 ha arrojado una luz brillante sobre cómo las organizaciones responden a crisis significativas, y toda la evidencia sugiere que la auditoría interna está desempeñando un papel significativo, relevante y valioso. Debemos seguir haciendo nuestro mejor trabajo a medida que avanzamos. Aparte de eso, debemos estar atentos y aconsejar contra los esfuerzos de vista corta de ahorrar costos al eliminar o debilitar los controles efectivos y probados.

Como siempre, espero sus comentarios.

Sobre el autor:

Richard F. Chambers, presidente y CEO del Instituto de Auditores Internos Global, escribe un blog semanal para InternalAuditor.org sobre temas y tendencias relevantes para la profesión de auditoría interna.