Skip Ribbon Commands
Skip to main content
Global Institute of Internal AuditorsBreadcrumb SeparatorKnowledge and ResearchBreadcrumb SeparatorChambers Blog (Spanish)Breadcrumb SeparatorLa exposición del Trabajo de Auditoría Interna: Demasiado de algo bueno?

​La exposición del Trabajo de Auditoría Interna: Demasiado de algo bueno?

El CPA Journal publicó recientemente un artículo provocador, " The Benefits of Internal Audit Disclosures ", que consideró una investigación sobre lo que los inversores conocen acerca de las funciones de auditoría interna, cómo podrían ver las revelaciones del trabajo de auditoría interna y cómo dichas revelaciones podrían mejorar la transparencia del gobierno corporativo.

La investigación inicial de Deborah S. Archambeault, F. Todd DeZoort y Travis P. Holt presenta una imagen positiva del valor de tales revelaciones. De hecho, según el artículo, los investigadores identificaron tres beneficios de la exposición pública del trabajo de auditoría interna basados en una revisión de la investigación de la auditoría interna y una serie de entrevistas con analistas financieros, miembros de comités de auditoría, auditores internos y reguladores. Los beneficios son:

  • Mayor comprensión de los inversores sobre la función de auditoría interna y su rol en la gobernanza.
  • El potencial para una mayor diligencia del auditor interno derivada de una mayor transparencia.
  • Aumento en la inversión de la empresa en la función de auditoría interna.

Para su crédito, el equipo de investigación también concluyó sobre los costos potenciales de tales revelaciones:

  • El potencial de una mayor exposición legal.
  • Preocupaciones relacionadas a si los inversores entenderían cómo usar la información.
  • Costos adicionales de reporte.

Finalmente, el equipo de investigación propuso un modelo para un informe de auditoría interna que haría pública la composición, responsabilidades, estructura de reporte, actividades y asignación de recursos de la auditoría interna. Ese modelo refleja de cerca los esfuerzos del IIA para persuadir a los legisladores y reguladores federales en los Estados Unidos de ampliar los requisitos de reporte sobre las funciones de auditoría interna para empresas que cotizan en bolsa.

El artículo consideró la investigación adicional realizada por DeZoort, Holt y otros sobre las percepciones de los inversores en función de su conocimiento de las relaciones de reporte, el aseguramiento del auditor interno y externo y los juicios del auditor interno sobre el riesgo. Cada esfuerzo de investigación adicional analizó diferentes aspectos de la relación y el papel de la auditoría interna en el gobierno y apoyó el caso hacia la revelación al público.

Aquí es donde comencé a sentirme incómodo, y la expresión: "demasiado de algo bueno", apareció en mi mente.

El buen gobierno es un acto de equilibrio delicado. La relación de trabajo entre el consejo, la gerencia ejecutiva y auditoría interna es compleja, de varias capas e influenciada por miles de factores, incluida la fortaleza de la función de auditoría interna dentro de la organización. Estoy totalmente de acuerdo en que detallar la fortaleza de las funciones de auditoría interna en las organizaciones que cotizan en bolsa sería un movimiento positivo que podría contribuir en gran medida a mejorar la confianza de los inversores en los mercados.

Sin embargo, los profesionales de la auditoría interna siempre deben ser conscientes de la segunda palabra en nuestro cargo: interno. No importa cómo nosotros u otros podamos encontrar valor al aumentar la transparencia del trabajo de auditoría interna, la primera responsabilidad de la función de auditoría interna es con la organización. Esta lealtad a la organización, la confidencialidad de nuestro trabajo y cualquier excepción a éstas se abordan de múltiples maneras en el Marco Internacional de Prácticas Profesionales.

Se podría argumentar que los inversores son parte de la organización. Eso es verdad. Sin embargo, existe un gran peligro al abrir el trabajo de auditoría interna a la inspección pública. La lista de ramificaciones negativas es significativamente más larga que lo que Archambeault, DeZoort y Holt describieron en su investigación.

Los informes de auditoría interna pueden exponer debilidades en la ciberseguridad, desventajas competitivas o estrategias de expansión, secretos comerciales y otras consideraciones internas que podrían poner en duda el éxito de la organización, si se hace público. De hecho, tales revelaciones podrían conducir a daños financieros o a la reputación, lo que podría dañar a los inversores.

La relación entre la auditoría interna y la gerencia también podría verse afectada negativamente si los resultados de la auditoría interna se hacen públicos. Como ex Inspector General de los EE.UU., Los resultados de auditoría de mi agencia federal se hacían públicos de manera rutinaria. La publicidad negativa a menudo tuvo un efecto de enfriamiento sobre la voluntad de la gerencia de ser abierta y transparente conmigo. Un alto funcionario de la agencia me dijo una vez: “Richard, sospecho que tenemos problemas en varias áreas. Pero nunca te pediría que los veas. Tus informes son públicos.”

Retirar el telón para revelar el funcionamiento interno de la salud financiera de una organización es lo que dio origen a la auditoría interna moderna. Pero cualquier esfuerzo por retirar aún más el telón está lleno de peligros y debe ser abordado cautelosamente.

Como siempre, espero sus comentarios.

Sobre el autor:
Richard F. Chambers, presidente y CEO del Instituto de Auditores Internos Global, escribe un blog semanal para InternalAuditor.org sobre temas y tendencias relevantes para la profesión de auditoría interna.