Skip Ribbon Commands
Skip to main content
Global Institute of Internal AuditorsBreadcrumb SeparatorKnowledge and ResearchBreadcrumb SeparatorChambers Blog (Spanish)Breadcrumb SeparatorPara la auditoría interna el éxito se resume a las 5 As

Para la auditoría interna el éxito se resume a las 5 As

Casi cada semana de los pasados 11 años, he publicado artículos de blogs sobre varios aspectos de la auditoría interna. He cubierto cientos de tópicos y examinado docenas de temas que confronta la profesión, desde la independencia y el coraje frente al fuego hasta la construcción de relaciones con las partes interesadas y la comprensión de la causa raíz de los escándalos de alto perfil. En cada publicación, esperaba impartir algo de perspicacia y perspectiva sobre las funciones y responsabilidades de la auditoría interna.

Como podrán imaginar, durante un periodo tan extenso, vi tendencias---y prioridades---ir y venir. Me maravillé de la evolución de la profesión, y descubrí algunas verdades claras:

  • La auditoría interna es un componente clave de un gobierno corporativo sólido.
  • Los auditores internos deben comprometerse con el aprendizaje de por vida.
  • Construir relaciones con las partes interesadas es fundamental para el éxito.
  • Los riesgos y oportunidades son lados opuestos de la misma moneda.
  • La auditoría interna debe ser flexible y ágil para mantenerse al día con los riesgos—un amigo y enemigo voluble

Durante los últimos meses, he estado pensando mucho acerca de los fundamentos de la profesión de auditoría interna. Hay un vasto cuerpo de conocimiento, basados en el Marco de Normas Internacionales para la Practica Profesional del IIA. Sin embargo, al final del día, hay algunos axiomas básicos que creo definen el éxito para cualquier función de auditoria interna.

Basándome en más de 45 años en esta profesión, creo que hay 5 conceptos básicos claves para el éxito de los auditores internos. Las llamo las CINCO As de una auditoría interna efectiva.

Analice el riesgo. Evaluar exitosamente los riesgos de tu organización es fundamental para el trabajo de auditoria interna. Como he dicho y escrito en incontables ocasiones, los auditores internos deben primero y principalmente seguir los riesgos. Sin embargo, debemos apuntar a una perspectiva amplia sobre cómo evaluamos esos riesgos. Más allá de identificar aquellas cosas que amenacen con interrumpir o impedir que la organización logre sus metas, debemos evaluar lo adecuado de la gestión de riesgos, el gobierno organizacional, y la cultura. Debemos entender el apetito de riesgo de la junta y evaluar si la gerencia ejecutiva está operando dentro de esos límites. Para hacer esas cosas, debemos tener un profundo conocimiento de los objetivos y estrategias de la organización, así como también la industria en la que opera la organización.

Alinee la cobertura de auditoría interna para centrarse en los riesgos inminentes. Según mi experiencia, el camino más seguro al fracaso para los auditores internos está pavimentado con preferencias y prioridades personales. La razón por la que evaluamos los riesgos es para identificar claramente las áreas en las que debemos enfocarnos. Los auditores internos deben establecer relaciones con las partes interesadas clave para mantenerse alineados y relevantes. Fijarse en los riesgos conocidos y desviarse de los objetivos y estrategias de la gerencia ejecutiva y de la junta, seguramente conducirá a la irrelevancia. Sin embargo, no cometa el error de pensar que la auditoría interna debe estar en sintonía con las partes interesadas. Tener un conocimiento profundo de los objetivos y estrategias y alinearse con ellos ofrece a los profesionales la oportunidad de proporcionar conocimientos y previsión adicionales.

Asegure a la gerencia y a la junta que los riesgos se gestionan de manera efectiva y los controles se diseñan e implementan de manera efectiva. Este es el servicio fundamental de la auditoría interna. El aseguramiento sobre la efectividad de los informes financieros, el cumplimiento, las operaciones, la ciberseguridad y otras áreas brinda tranquilidad a la gerencia y a la junta de que la organización se administra de manera efectiva. Sin embargo, antes de que podamos ofrecer tal aseguramiento, debemos haber planeado, realizado e informado cuidadosamente los resultados de nuestros compromisos. Si identificamos problemas, debemos articular la condición, el efecto, la causa, los criterios y las recomendaciones. De particular importancia es asegurarnos de profundizar lo suficiente para exponer las causas raíces de las fallas y debilidades en la gestión de riesgos o controles.

Además, el aseguramiento sobre la gobernanza y la cultura organizacionales requiere medidas más subjetivas y el juicio profesional. Algunos profesionales se sienten menos cómodos auditando las "cosas blandas", pero esto es cada vez más vital para proporcionar un aseguramiento general eficaz.

Asesore a la gerencia y a la junta aprovechando nuestra amplia experiencia. A medida que el panorama del riesgo se vuelve cada vez más complejo y acelerado para la mayoría de las organizaciones, alimentado por la tecnología y sus influencias disruptivas, los servicios de asesoría de auditoría interna son más importantes que nunca. Después de todo, es de poco valor informar a las partes interesadas que se cometieron errores cuando podríamos haber ayudado a evitarlos asesorando durante el diseño y la ejecución. El aseguramiento es una mirada precisa en el espejo retrovisor. Sin embargo, como todo conductor sabe, los accidentes se evitan mirando alrededor y hacia adelante.

Anticípese a los riesgos del mañana. La capacidad de anticipar las necesidades de la organización, así como sus riesgos, eleva el perfil y el valor de la auditoría interna. Tener un conocimiento de los riesgos emergentes, las tecnologías disruptivas y las amenazas que se encuentran más allá del horizonte hace que la auditoría interna sea indispensable. Este también es un paso hacia el logro del estatus de agentes de cambio. Esta es una frase de la que escuchará más en las próximas semanas y meses.

Existen muchas herramientas que nos recuerdan los fundamentos de una auditoría interna eficaz. No hay sustitutos para los principios y estándares contenidos en el Marco Internacionales para la Práctica Profesional. Sin embargo, creo que las cinco As de una auditoría interna eficaz es una herramienta que puede guiarnos en nuestro esfuerzo por alcanzar el éxito. Deben considerarse, ni más ni menos. Nos recuerdan lo que deberíamos estar haciendo, dónde deberíamos centrarnos y cuáles son nuestros objetivos finales. Están diseñadas para ser direccionales, no instruccionales. Son un comienzo, no un final en sí mismos. Son herramientas de la profesión, pero los usuarios de las herramientas son los verdaderos artesanos.

Como siempre, espero sus comentarios.

Richard F. Chambers, presidente y director ejecutivo del Global Institute of Internal Auditors, escribe un blog semanal para InternalAuditor.org sobre temas y tendencias relevantes para la profesión de auditoría interna.